Nací el 24 de febrero de 1990 en Bogotá, Colombia.

Desde muy temprana edad mi vida ha estado marcada por hitos, que determinarían mi presencia en la política, a los seis meses de haber nacido, mi padre fue secuestrado por el narcotraficante Pablo Escobar.
 

Durante el cautiverio de mi padre, Pacho Santos, fue mi madre María Victoria, quien con valentía y aplomo dirigió las riendas de nuestra casa, dejando en mi enseñanzas frente a la importancia del papel de la mujer en la sociedad, lecciones que entendería más tarde.

Tras la liberación de mi padre en 1991, nace la fundación País Libre, una iniciativa que surge en las entrañas de mi hogar. Esta organización, visibilizó por primera vez el secuestro como uno de los principales flagelos de Colombia, luchando contra él a través de la atención integral y prevención a víctimas de este repudiable delito.

Crecí entre la gente que perdió el miedo a levantar su voz de protesta en contra de la violencia, recuperando la confianza en nuestro país, espacio donde aprendí que las víctimas tienen una necesidad de ver en un líder alguien que los representa, que no los olvida.

Nos hemos visto obligados a vivir dos exilios, el primero por las constantes amenazas de Pablo Escobar hacia mi padre, el segundo es atribuido a las FARC, por promover movilizaciones en contra de la violencia. 

A pesar del exilio y de lo que significaba volver a Colombia, siempre me inculcaron un profundo amor por el país, crecí siendo consciente de momentos coyunturales y críticos de la historia colombiana, los viví en carne propia, y fueron todas esas vivencias las que cultivaron una vocación de servicio y el deseo de regresar a mi tierra y trabajar por ella. 

Tengo estudios en derecho. Estuve vinculado a firmas de abogados, espacio donde trabajé en temas minero-energéticos. Una vez adquirí experiencia laboral dejé el sector privado, dando el salto al sector público, como asesor programático de la campaña "Pacho Alcalde por Bogotá", coordinador del área de desarrollo legislativo y comunicación política, en una oficina del Congreso de la República. 

El pasado 11 de diciembre oficialicé mi candidatura a la Cámara de Representantes por Bogotá del partido Centro Democrático, movido por el amor a mi país y vocación de servicio, esperando el apoyo de los bogotanos, para retomar la confianza en Colombia y sus instituciones.

 

Tres meses después, los bogotanos me dieron la oportunidad de representarlos en el Congreso de la República. Voy a trabajar de la mano de la ciudadanía y de un grupo de jóvenes enérgicos, mi equipo, para ser parte del cambio, para estar contigo, Bogotá. 

-Gabriel Santos García.